Malos hábitos a evitar en el 2021

Lo primero de todo: ¡¡FELIZ AÑO 2021!!

¿Qué tal habéis pasado estas fiestas? Espero que, aunque diferentes, hayáis tenido salud y paz interior que al menos es lo que cuenta. Lo demás ya vendrá solo… o si queréis con lo que os voy a contar en este post le ayudamos un poco 😉 ¡Veréis!

Ya sabéis que existen muchos mitos sobre llegar a tener un bienestar que intentaré exponer con relativa claridad. No todo lo que vemos en internet vale, no todo sirve. Hay muchas maneras de tener una buena actitud, y una buena conducta para con nosotros y debemos saber qué hay de verdad y qué de mentira. Y os hablo sobre nuestras conductas diarias: qué hacemos bien y qué no. Pongo ejemplos y os cuento.

Comer mucho de noche

Es una  idea errónea y ayuda muy poco. Si el cuerpo está cansado y ya está a punto de irse a descansar, es decir ralentizado, no debes ingerir gran cantidad de alimentos (aunque necesites darte un festín): NO. Sé consciente de que el cuerpo está ya cansado de todo el día y necesita parar, no lo fuerces. Cena alimentos suaves y de digestión fácil. Que no contengan mucha grasa ni azúcares añadidos. Una tortilla y una pieza de fruta, una sopa acompañada de algo de fiambre y un yogur natural, cosas así, sin exceder cantidades, te ayudarán a dormir mejor.

No desayunar

ERROR que muchos cometíamos antes de ser consciente. El no desayunar supone “quitarte fuerzas” para el resto de la mañana y además pegarte un atracón durante la misma. ¿Te suena lo de comerte una bolsa de patatas fritas tú sola a media mañana? Pues normalmente ya sabes a qué se debe. Desayuna bien y variado. Equilibra el desayuno con un lácteo (yogur natural o vaso de leche), una pieza de fruta o aguacate y una tostada de pavo o jamón, así aportas proteínas, hidratos, las grasas y fibra que tu cuerpo necesita para comenzar bien el día.

Comer sólo fruta en la cena

Comer fruta en la cena es otro error común. La frase que muchas personas dicen “¡me como un plato entero de fruta para cenar y listo!”. Sí señora, ¡pues muy mal! Porque nada más estás incluyendo en tu dieta nocturna que…azúcares y por goleada. Además, nuestro metabolismo es más lento por la noche y la fruta tiene fructosa que se traduce en exceso de carbohidratos. Esto incrementa la producción de grasa y el incremento de peso. Así que mucho mejor si comes alguna pieza de pescado y una sola fruta de postre.

No comer grasas

Son las que tienen peor concepto de todos nuestros nutrientes. Sólo oír el nombre tira para atrás. Pero no. Estamos equivocados. ¿Sabías que… protegen nuestras vísceras, nos aíslan del exterior, mantienen nuestra temperatura corporal y son una verdadera reserva de vitaminas, energía y hormonas? Hay que tener grasa en el cuerpo, otra cosa es que su distribución sea de nuestro agrado… Para esto puedes ayudarte del ejercicio. Y por cierto, los alimentos sin grasa también engordan. Así que cómelas pero en su justa medida.

Verdades a tener en cuenta

Exagerar con las cantidades

De nada sirve llevar una alimentación sana y variada si las cantidades son grandes. No consumas por consumir, evita comer por comer. Las porciones equilibradas son las que llevan a una correcta digestión, no satures tu estómago y permite que gestione el alimento con paciencia. Come de todo y en una correcta cantidad. Tu salud está en juego.

Abusar del azúcar y los procesados

El azúcar es necesario, sí pero en su justa medida. No puedes comerte cinco pasteles todos los días pero sí que debes ingerir la cantidad necesaria de azúcar en tu dieta. De hecho, el azúcar ya está en la fruta (fructosa), en la leche (lactosa) y en gran variedad de alimentos (cerveza, sushi, pan de molde, miel, cereales de desayuno, zumos, barritas de cereales, galletitas saladas, leche de almendras, lácteos de sabores, salsas preparadas, etc). Así que ten en cuenta qué alimentos ingieres y no rebases las cantidades de azúcares.

Mantenerte muy sedentario

Evita estar horas sentada. ¡Levántate!. Es cierto que hemos estado mucho tiempo confinados y sin poder dar paseos. Pero es el momento de que actúes. ¿Has notado que te ha salido celulitis? ¿Notas las piernas ralentizadas? ¿Te cuesta levantarte? Todo influye y todo suma, así que no permitas que el sofá te robe tiempo. Da paseos de al menos veinte minutos al día, realiza estiramientos en cuanto puedas, haz ejercicio en casa si no puedes en la calle, mira en internet ya sea en Instagram o YouTube hay muchas formas de hacer ejercicio sola o acompañada, anímate porque tu cuerpo te lo agradecerá y nunca vas a ser más joven que HOY.

Descontrolarte los fines de semana

Suena raro, ¿verdad? ¡pues no! Es muy normal que suceda. La gente suele ser “buena” durante la semana, comer sano, etc… y se permite extras en los fines de semana: ERROR. Los fines de semana NO la líes y eches a perder lo que has conseguido entre semana que “tu sudor” te ha costado. El fin de semana es para desintoxicar y descansar. Relájate y disfruta de lo bien que te has portado entre semana. No pierdas el norte y desaproveches que hasta ahora lo has hecho fenomenal. Al poco tiempo te darás cuenta que ha sido lo mejor que podías hacer. Te paso este link de un post anterior en el que disfrutarás relajadamente AQUÍ

Vivir estresado y no dormir

Es una auténtica plaga de nuestro siglo: el estrés. Vivimos en un sinvivir. No nos da la vida para más. Queremos llegar a todo y no llegamos a nada. ¿Te pasa a ti también? ¿Duermes mal pensando en “mañana esto, mañana lo otro y pasado esto…!!”? Estás estresada. Pues que sepas que debes pararte a reflexionar. Pregúntate: ¿Te está mereciendo la pena pasarlo mal? Si la respuesta es NO estás en el camino correcto. Intenta pensar de qué manera puedes cambiar tu día a día. Todo te estresa: los niños, tu casa, las compras, el trabajo si lo tienes y si lo has perdido cómo sobrellevarlo lo mejor posible, situaciones inesperadas que nos llegan a todos… No puedes perder la cordura y piensa también en TI. Haz frente de otra manera a la que estás acostumbrada. Ideas que ayudan: escucha música, medita, haz ejercicio, mastica más despacio, ríe más, conecta con otras personas, intenta hacer yoga,… y en caso necesario busca asesoramiento. Te hará bien llevar a cabo al menos algunos de estos consejos y al final dormirás mejor. Pero sobre todo tienes que centrarte en tu bienestar. Si tú estás bien, lo demás estará bien.

¿Te ha gustado leerme? Me alegra mucho si ha sido así y lo único que me falta es que me lo digas para yo saberlo. Ponme un comentario debajo y cuéntame tu experiencia o si ya haces algunos de los hábitos que te he comentado aquí. ¡Cuéntame lo que quieras! Me encantará conocerlo y de paso compartimos experiencias.

Muchas gracias por leerme y no olvides suscribirte al blog!

Leni Alba

2 comentarios sobre “Malos hábitos a evitar en el 2021

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s